Comparativa Robots Aspiradores Gama Alta

Comparativa Robots Aspiradores Gama Alta

1097
0
Compartir

Si no conocemos de antemano la diversidad del catálogo y sus variables a la hora de buscar un robot aspirador para nuestro hogar, puede que nos parezca un mundo inabarcable. Existen muchas características a tener en cuenta cuando valoramos los distintos modelos, y, al tratarse de un elemento con pocos años de historia, hay continuos avances que añaden más opciones donde elegir. Vamos a intentar establecer unos puntos de mira elementales, comparando los modelos de los que más habremos oído hablar, para aplicar estas herramientas a la hora de poner a prueba cualquier robot aspirador.

En primer lugar, el nombre al que casi todos se refieren si hablamos de robots aspiradores: el Roomba. Este invento lanzado por la empresa iRobot, pionera y cabeza de vanguardia en este entorno, sigue presentando características que lo sitúan siempre entre los favoritos. Del abanico de modelos, nos centramos en los más populares, la serie 700. En primer lugar, destaca su sistema de navegación, que realiza un mapeo muy acertado de la superficie a limpiar, evitando en todo lo posible una pasada aleatoria que deje zonas sin limpiar o pase dos veces por una zona limpia. Lo completa con un sistema de detección de zonas donde se ha concentrado más suciedad. Al detectar estas zonas, su propio software actúa llevando a cabo una pasada persistente hasta que desaparece el problema. Pueden programarse para realizar la limpieza cuando queramos, y posee avisos tanto para el depósito lleno como para la batería vacía, volviendo al puesto de carga cuando esto sucede. En esta serie, el filtro HEPA le da un valor añadido.

Pero existen otros robots aspiradores a la altura de Roomba. El primero de ellos es el Neato, modelo de la casa homónima, erigido desde hace poco en digno competidor de los mejores robots de limpieza. El factor fundamental es su sistema de mapeo, posiblemente el más eficaz del mercado. Mediante un sensor láser de 360 grados, analiza el espacio y calcula una ruta antes de empezar a moverse, suponiendo un aprovechamiento de todo el suelo en el menor recorrido posible, por encima de otros sistemas. Además, su diseño con dos picos y semicírculo le permite alcanzar cualquier rincón independientemente de la forma de éste, con el añadido de que nunca llega a tocar ni la pared ni los muebles, pero consigue apurar y limpiar al máximo. Otro punto fuerte es la capacidad de memoria sobre el terreno limpio o lo que le queda por recorrer si tiene que volver al puesto de carga de batería. Un punto flaco es el ruido que hace mientras limpia, demasiado escandaloso.

Otro plusmarquista de la limpieza autónoma es el Hombot de LG. Al igual que el Roomba y a diferencia del Neato, posee bastante gama de modelos. Nos fijamos en los Hombot VR6270. Se trata de robots dotados de filtro HEPA, programables y con un buen sistema de navegación, que incluye la tecnología Dual Eye, dos sensores apuntando a techo y suelo con las que reconocen las habitaciones para las que lo programemos. Son cuadrados y más pequeños que los Roomba habituales, con la ventaja para rincones que esto supone. Su punto más fuerte es que poseen dos cepillos, uno en cada esquina delantera, y doble mopa, por lo que cada pasada de este robot es de máxima eficacia. Poseen sensores anticolisión, para no alcanzar objetos ni muebles a su paso, aunque no llegan a la precisión del Neato. Sin embargo, a la hora de trazar una ruta no son los más eficaces. Presentan, en su lugar, hasta siete programas distintos de limpieza: en zig-zag, en espiral, turbo… también podemos manejarlo manualmente con el mando a distancia.

Terminaremos esta comparativa con un cuarto modelo, el Extrem ́ Air Motion de Rowenta. Este robot destaca por su eficacia limpiadora del 99% cuando se programa en modo MAX, y posee filtros HEPA y dos cepillos laterales. Sin embargo, no presenta cepillos centrales, ya que su apuesta es por un sistema de aspiración exclusivo, que, como indicamos, da muy buenos resultados en las pruebas. El diseño es ventajoso para realizar pasadas por debajo de los muebles. No posee tecnología capaz de apurar la limpieza en los límites sin tocarlos, pero sí tiene un antigolpes con el que el mueble o la pared no se ven afectados por el contacto. Tampoco presenta un sistema de mapeo, sino que realiza uno de los patrones de limpieza programables. Dependerá de las peculiaridades del espacio a limpiar el que cumpla con las expectativas, pues.

A partir de estas cuatro comparativas, nos conviene hacernos una idea de cuáles son las características por las que apuesta cada modelo y en qué decide destacar cada casa. Con estas herramientas a mano, podemos aumentar la búsqueda o cerrar cada vez más el cerco hasta dar con el robot aspirador que mejor se adapta a nuestra casa, que es para lo que, en definitiva, vamos a escogerlo.

Sin comentarios

Dejar una respuesta