Comparativa Robots Aspiradores Gama Alta

Si no conocemos de antemano la diversidad del catálogo y sus variables a la hora de buscar un robot aspirador para nuestro hogar, puede que nos parezca un mundo inabarcable. Existen muchas características a tener en cuenta cuando valoramos los distintos modelos, y, al tratarse de un elemento con pocos años de historia, hay continuos avances que añaden más opciones donde elegir. Vamos a intentar establecer unos puntos de mira elementales, comparando los modelos de los que más habremos oído hablar, para aplicar estas herramientas a la hora de poner a prueba cualquier robot aspirador.

En primer lugar, el nombre al que casi todos se refieren si hablamos de robots aspiradores: el Roomba. Este invento lanzado por la empresa iRobot, pionera y cabeza de vanguardia en este entorno, sigue presentando características que lo sitúan siempre entre los favoritos. Del abanico de modelos, nos centramos en los más populares, la serie 700. En primer lugar, destaca su sistema de navegación, que realiza un mapeo muy acertado de la superficie a limpiar, evitando en todo lo posible una pasada aleatoria que deje zonas sin limpiar o pase dos veces por una zona limpia. Lo completa con un sistema de detección de zonas donde se ha concentrado más suciedad. Al detectar estas zonas, su propio software actúa llevando a cabo una pasada persistente hasta que desaparece el problema. Pueden programarse para realizar la limpieza cuando queramos, y posee avisos tanto para el depósito lleno como para la batería vacía, volviendo al puesto de carga cuando esto sucede. En esta serie, el filtro HEPA le da un valor añadido.

Pero existen otros robots aspiradores a la altura de Roomba. El primero de ellos es el Neato, modelo de la casa homónima, erigido desde hace poco en digno competidor de los mejores robots de limpieza. El factor fundamental es su sistema de mapeo, posiblemente el más eficaz del mercado. Mediante un sensor láser de 360 grados, analiza el espacio y calcula una ruta antes de empezar a moverse, suponiendo un aprovechamiento de todo el suelo en el menor recorrido posible, por encima de otros sistemas. Además, su diseño con dos picos y semicírculo le permite alcanzar cualquier rincón independientemente de la forma de éste, con el añadido de que nunca llega a tocar ni la pared ni los muebles, pero consigue apurar y limpiar al máximo. Otro punto fuerte es la capacidad de memoria sobre el terreno limpio o lo que le queda por recorrer si tiene que volver al puesto de carga de batería. Un punto flaco es el ruido que hace mientras limpia, demasiado escandaloso.

Otro plusmarquista de la limpieza autónoma es el Hombot de LG. Al igual que el Roomba y a diferencia del Neato, posee bastante gama de modelos. Nos fijamos en los Hombot VR6270. Se trata de robots dotados de filtro HEPA, programables y con un buen sistema de navegación, que incluye la tecnología Dual Eye, dos sensores apuntando a techo y suelo con las que reconocen las habitaciones para las que lo programemos. Son cuadrados y más pequeños que los Roomba habituales, con la ventaja para rincones que esto supone. Su punto más fuerte es que poseen dos cepillos, uno en cada esquina delantera, y doble mopa, por lo que cada pasada de este robot es de máxima eficacia. Poseen sensores anticolisión, para no alcanzar objetos ni muebles a su paso, aunque no llegan a la precisión del Neato. Sin embargo, a la hora de trazar una ruta no son los más eficaces. Presentan, en su lugar, hasta siete programas distintos de limpieza: en zig-zag, en espiral, turbo… también podemos manejarlo manualmente con el mando a distancia.

Terminaremos esta comparativa con un cuarto modelo, el Extrem ́ Air Motion de Rowenta. Este robot destaca por su eficacia limpiadora del 99% cuando se programa en modo MAX, y posee filtros HEPA y dos cepillos laterales. Sin embargo, no presenta cepillos centrales, ya que su apuesta es por un sistema de aspiración exclusivo, que, como indicamos, da muy buenos resultados en las pruebas. El diseño es ventajoso para realizar pasadas por debajo de los muebles. No posee tecnología capaz de apurar la limpieza en los límites sin tocarlos, pero sí tiene un antigolpes con el que el mueble o la pared no se ven afectados por el contacto. Tampoco presenta un sistema de mapeo, sino que realiza uno de los patrones de limpieza programables. Dependerá de las peculiaridades del espacio a limpiar el que cumpla con las expectativas, pues.

A partir de estas cuatro comparativas, nos conviene hacernos una idea de cuáles son las características por las que apuesta cada modelo y en qué decide destacar cada casa. Con estas herramientas a mano, podemos aumentar la búsqueda o cerrar cada vez más el cerco hasta dar con el robot aspirador que mejor se adapta a nuestra casa, que es para lo que, en definitiva, vamos a escogerlo.

Comparativa Robots Aspiradores Gama media-baja

No todos los usuarios de robots aspiradoras tienen las mismas necesidades. Y eso se debe, en primer lugar, a que no todos utilizan el espacio que quieren limpiar de la misma manera. Hay quien pasa más tiempo en casa, quien prefiere hacer parte de la limpieza por su cuenta, o quien no necesita un robot que limpie a fondo porque no lo quiere utilizar en casa sino en otro lugar. O, simplemente, hay quien espera gastarse menos dinero en este autónomo ayudante. Para todos estos casos, existen robots aspiradores con menos prestaciones, pero que cumplen las exigencias de muchos usuarios. Están en la gama media de estos aparatos, pero sus resultados son de los más puntuados.

Comenzaremos con uno de los más habituales, el Taurus Striker Mini. Se trata de un robot pequeño, con poco más de 20 centímetros de diámetro, lo que le permite apurar más en algunos rincones, pero que se ve compensado por tener que realizar más pasadas para la misma superficie que un robot mayor. Posee dos cepillos laterales y completa la función de aspiración con la de mopa. No tiene estación de carga, sino que hay que cargar la batería enchufándolo a la corriente. Cuando se agota la batería, simplemente se para donde se encuentre. Sigue patrones de limpieza, pero no podemos escoger entre distintos modos, simplemente variará su ruta al encontrar un obstáculo gracias a sus sensores de choque.

Otro de los modelos de esta gama más valorados es el Dirt Devil Libero. Un poco mayor que el anterior, este robot cuenta con dos cepillos también, y tiene la ventaja de poseer tres sistemas de limpieza distintos. Si bien no tiene un sistema de navegación como tal, podemos programarlo para que haga tres tipos de recorrido: en espiral, de seguimiento de paredes (cuenta con un detector de choque con el que desvía la trayectoria al encontrar un obstáculo) y aleatorio. En este caso también cesa su actividad al descargarse la batería, y también hemos de enchufarlo para recargarla. Como contra, su autonomía es menor, con una duración de unos 45 minutos.

También entre los nombres que dominan esta gama se encuentra el 137172 de Vileda. El sistema de limpieza es el mismo que en los modelos habituales: cepillos laterales, cepillo central y motor aspirador. La batería es de las que más duran en esta gama, con 80 minutos de autonomía. Su sistema de ruta se basa en cambiar de dirección una vez encuentra un obstáculo en su camino, así pues, es un modelo recomendable si el espacio a limpiar no posee demasiados objetos, muebles o elementos que el robot pueda considerar obstáculos.

En estos tres modelos comparados, el valor más fuerte es la relación entre su precio y sus prestaciones, siendo una selección de éstas las que se ofrecen en cada caso, que podemos ajustar a un espacio u otro. Hagamos una relación de necesidades, no de mínimos, que queremos cubrir con nuestro robot aspirador, y con ese listado a mano busquemos las especificaciones que les corresponden.

Accesorios Robot Aspirador

Cuando se tiene un gran ayudante, siempre mejoraremos esa ayuda buscándole un buen compañero. El caso de los aparatos caseros no es una excepción, ni tampoco lo es, más en particular, el de los robots aspiradores. Por muy bien que lo programemos, lo limpiemos y revisemos sus resultados para rehacer su ruta o dejar nuestras habitaciones preparadas para su paso, existe una serie de accesorios ideados para completar esa tarea. Vamos a centrarnos en algunos de ellos.
En primer lugar, dentro de estos accesorios debemos incluir los recambios de piezas que componen nuestro robot. Como en todo, también existen mejores y peores cepillos, por ejemplo. Y puede que nuestro modelo de robot no traiga cepillos a la altura de alguno de sus otros elementos. O bien, por nuestro tipo de suelo, si éste es más sensible o más duro, necesitaremos un cepillo más suave o más robusto, correspondientemente. En particular, los cepillos de aspas pueden ser de 3 o de 6 aspas, reforzados o sin reforzar, y de varios materiales distintos. Para saber si necesitamos cambiar el cepillo, lo más conveniente es revisar la actividad del robot, y pensar si nuestro suelo y quienes lo utilizan supone mucho trabajo, pues es posible que se estropeen antes si tiene que limpiar grandes cantidades de suciedad con unos cepillos poco resistentes. También el cepillo cilíndrico puede ajustarse a las características del suelo, ya que podemos incorporar un rodillo de cerdas o uno de goma, el primero más adaptado a levantar el polvo del suelo y dirigirlo a la zona de aspiración, el segundo diseñado para arrastrar la suciedad de cualquier tipo hacia el mismo aspirador.
Pero, si existe un accesorio que conviene a todos los usuarios, es la pared virtual. Este complemento nos va a permitir establecer un programa de limpieza que se ajuste totalmente a la distribución de nuestra casa. La pared virtual es una pequeña estación que proyecta una señal de infrarrojos, que el robot entiende como una barrera. Esto es particularmente útil para que no continúe la ruta más allá de una puerta, o que llegue solo hasta la mitad del pasillo. Cuando tope con la señal de la pared virtual no seguirá adelante, como si realmente existiese una pared. Así, podemos ajustar programas específicamente para limpiar una sola habitación, una serie de ellas, o el espacio que queramos, comprendido entre una o varias paredes virtuales.
Como podrás imaginar, la variedad de accesorios continúa creciendo, algunos más convenientes que otros, pero todos completando la función de nuestro robot. Otro punto importante para este fin son los filtros, en los que podemos distinguir los filtros de tipo convencional o los HEPA. En ambos casos, existen distintos modelos, normalmente numerados de manera diferente, según la capacidad de filtrado, esto es, el número de partículas que es capaz de atrapar por cada litro de aire que pasa por el filtro. Una vez más, dependiendo del mayor o menor uso al que sometemos a nuestro suelo, del número de programas a la semana, y la intensidad de esos programas, nos convendrá un filtro más o menos potente.
Las opciones son más y más: podemos adquirir un mando a distancia para controlar el funcionamiento del robot desde donde queramos, o distintos tipos de baterías, o incluso pegatinas para decorar a nuestro compañero. Eso sí, primero encuentra las posibles dificultades, y luego busca en los accesorios su solución, pues así es como lograrás el resultado que esperabas de tu robot aspirador.

Robots Aspiradores

La expresión “hacernos la vida más cómoda” se atribuye a aquellos avances que toman las riendas de incomodidades propias del lugar en el que vivimos todos, o varios de nosotros. Nuestra vida personal está servida con sus incomodidades, y de ellas tenemos que hacernos cargo cada uno, pues la tecnología nos ha facilitado el que podamos preocuparnos solo por esos detalles de vida, y no por la distancia, el tiempo, la higiene o la limpieza, aspectos inherentes al día a día. No hay que olvidar que la vida no son estos aspectos, sino todo lo que ocurre cuando los solucionamos.

El último miembro de esta familia de soluciones lleva más de una década creciendo en versiones y mejorando su idea inicial. Ha dejado claro que fue un acierto y no una curiosidad pasajera. Hablamos de los robots aspiradores. Y, si estás buscando uno para tu casa, lo mejor es que tengas en cuenta todo aquello en lo que sus creadores pensaron que podrían ayudarte.

En primer lugar, recuerda que este aparato desarrolla muy bien una tarea, pero solo una. Según cómo organices tus rondas de limpieza, así adaptarás las del robot aspirador. De la mezcla de estas dos premisas nace la ventaja favorita del usuario: esa única tarea (la limpieza regular del suelo) puede salir de tu ronda de limpieza, pues los robots aspiradores son programables, de modo que limpiarán el suelo cuando se lo indiques, pudiendo ser, por ejemplo, en el tiempo en que estás trabajando. Con cuánta frecuencia queremos que limpie, si queremos que la pasada sea durante más o menos tiempo, o incluso si queremos que se encargue de distintos espacios de la casa en distintos días, todo esto puede programarse y despreocuparnos. Por supuesto, cuantos más de estos puntos cumpla el aparato, su precio irá aumentando proporcionalmente.

Ahora bien, si quieres estar contento con el modelo que compres, otra de tus preguntas debe ser: ¿tu casa se lo pone fácil al robot aspirador? Por muy bien que realice su tarea, es importante que nuestro espacio sea adecuado para que el robot lo cubra por completo, o la mayor parte posible. Hemos de contar con la altura del robot, que, aunque escasa, puede impedirle acceder bajo algunos muebles; o su diámetro, que le impedirá entrar en algunos rincones. Pensemos cuántos de estos espacios hay en la superficie que queremos limpiar, y estaremos ayudando a la efectividad de esa limpieza. Una buena manera de aprovechar la tarea del robot si tenemos muebles bajos o tapando algunas zonas, es programar una de las pasadas con esos muebles cambiados de sitio, dejando el suelo bajo ellos al descubierto, libre para el movimiento del robot aspirador. Esto también puede convenir si tenemos algún elemento como alfombras, con las que el robot aspirador se encuentra y puede que no logre subir encima. O bien quitarlas en cada programa, o en un programa especial, o bien hacer un ligero doblez que sirva de rampa de acceso para nuestro eléctrico ayudante.

Según aumentemos de modelo, encontraremos un perfeccionamiento mayor de su punto más fuerte: el sistema de mapeo. Se trata del método mediante el cual el robot aspirador puede idear una ruta que limpie todo el espacio posible en el menor tiempo. Mientras que los más sencillos no diseñan una ruta real, sino que aleatoriamente recorren el espacio delimitado, haciendo un barrido más o menos exhaustivo, los modelos más avanzados realizan una vez el mapeo del espacio disponible para la limpieza, y establecen el recorrido más cercano al óptimo, el cual mantienen en su memoria y reproducen con cada sesión. En estos modelos, podemos incluso encontrarnos sistemas para salvar obstáculos que no estaban en el mapa original, como pueden ser las mascotas, los juguetes o incluso una silla que olvidemos recoger. Por supuesto, podemos ordenar al robot una ronda de limpieza fuera de su programa, para que limpie el espacio que vaya encontrando, no el que tiene en la memoria.

Donde hay suelo, hay suciedad. Pero, tanto suciedad como suelo dependen de quienes lo utilicen. Caer en la cuenta de los materiales que se depositan en nuestro suelo nos ayudará

mucho a la hora de escoger un modelo de robot aspirador. El pelo de las mascotas, la actividad de un bebé, la cercanía de la casa a una zona con frecuente polvo o barro, o algo tan simple como el número de pies que pasan diariamente por el suelo, han de formar parte de las características que valoremos. Son diez años de avances, así que existen robots específicos para algunos desperdicios habituales, como el pelo de perro y gato.

Sea cual sea la gama que estés barajando, puedes estar tranquilo con varios puntos: no se agota la batería, pues cuando está cerca del mínimo automáticamente se dirige al cargador y se ensambla a él; no se caerá por las escalera, pues siempre cuentan con un sistema anticaídas; por último, lo más probable es que le acabes poniendo nombre como a una mascota más. Dentro de estas características de serie, la autonomía varía entre modelos, con una media de una hora y media, y también es variable la capacidad del depósito, por lo que conviene revisarlo con cierta frecuencia, si nuestro modelo no incluye un aviso de llenado.

Busques el aparato que busques, no olvides que lo más importante es siempre el usuario. Vernos con una ventaja como esta frente al mantenimiento diario tiene que recaer en una victoria a favor de nuestro tiempo libre, o del tiempo que queramos ocupar, sea como sea, de que el tiempo de nuestro día sea para nosotros.